-->

Búsqueda Google

Custom Search

sábado, 29 de octubre de 2011

Bocaditos de terror

8 Comentarios
Preparemos bocaditos de terror junto con los chicos.

Descubrí este manjar hace muchísimos años.  Es una cruza entre las empanadas y las salchichas de copetín (no requiere escarbadientes).  

Es una excelente propuesta para esos eventos donde se recomienda servir (o llevar), como dicen en inglés, "fingerfood", comida que se puede servir con la mano y no requiere platos, cubiertos, etc.   

¿Vieron que cada mujer de la familia suele destacarse en la preparación de un (o un par) de platos? 

En nuestra familia, la tía Eva (tía abuela, en realidad) era famosa por las bombas rellenas, mi abuelo superaba a todas las mujeres de la familia con su bizcochuelo, otra es especialista en el arrollado de chocolate relleno con crema; para la mesa de salados, se destacaban el aspic de apio, el relleno para el pavo con la receta de mi bisabuela, los helados caseros (¡mmm, el de café!) que preparaban en lo de mi abuela, ... etc. 
 
Estos "sausage rolls", rollos de salchicha, "pigs in a blanket" son el plato insignia que siempre ruego le pidan a mi tía para los snacks de navidad.  Ella hace la versión gourmet  o slow food (más abajo comparto su receta), preparando la masa desde cero.  

La versión Halloween, para hacer con los chicos, son las "Momias".  Son muy simples de realizar y los chicos pueden hacerlas sin ayuda y con mínima supervisión.

Sólo necesitamos:
Tapas hojaldradas (empanadas, pastelitos, tarta, copetín)


Salchichas de viena (o la variedad que más les guste)
Mostaza, mayonesa, ketchup
Aceitunas o arvejas o alcaparras para decorar
Yema de huevo (o leche)

Precalentar el horno (375ºF / 190ºC / moderado).

Cortar la masa de las tapas de empanadas en forma de espiral, para formar una tira larga (como la cáscara de la manzana).  Para una docena de salchichas, utilizamos tres o cuatro tapas de empanadas. 

Aderezar las salchichas con mostaza (optativo).  Envolver las salchichas con la tira de masa, sin cubrirlas totalmente, dejando entrever la salchicha entre los pliegues.

Cuando las hicimos con los chicos, cortamos las salchichas de viena por la mitad para que no fueran tan largas.  O pueden elegir hacerlas con salchichas de copetín.

Decorar con dos trocitos de aceituna o arvejas o alcaparras en un extremo a modo de ojos.  Para nuestras momias, los chicos eligieron tiritas de morrón para los ojos.  Pintar con yema de huevo.

Colocar en una placa, llevar al horno y cocinar 12/15 minutos aproximadamente, hasta que la masa esté dorada.

Dejar entibiar y servir con mostaza, mayonesa y ketchup.
Para que el festejo de Halloween (o los panchos) no se convierta en un cuento de terror:  Cuando le sirvan salchichas a niños pequeños tengan en cuenta que la rodaja de salchicha es una de las cosas más peligrosas que les podemos dar.  Están incluídas dentro de una categoría de alimentos considerados de gran riesgo de asfixia.  
¿Por qué?  
Porque esa rodaja que parece tan inofensiva tiene la forma perfecta para obstruir sus vías respiratorias (lo mismo ocurre con las rodajas de zanahoria, banana, uvas, caramelos, etc.).  Más vale prevenir que curar, dicen.  
El mejor recaudo, en este caso, es cortar las salchichas a lo largo y las rodajas al medio.



Para los que se animen a la versión con masa "casera", los invito a probar con esta receta.  Un clásico del recetario Blancaflor.

Ingredientes:
2 1/2 tazas de harina Blancaflor (300 gramos)
200 gramos de manteca
1/2 taza de agua fría (125 cm3)
12 Salchichas
 
Preparación:
Cortar la manteca en cubitos de más o menos 1 1⁄2 cm de lado y sin deshacerlos, mézclarlos con la harina en un bol. Agregar el agua fría o preferentemente helada, revolviendo con un cuchillo hasta obtener una masa espesa.  Volcar la masa sobre una tabla o mejor, sobre mármol enharinado y estirarla hasta que quede fina.  Espolvorear con harina y doblar en tres partes volviendo a estirar la masa. 

Repetir este procedimiento tres veces más. Al estirarla por última vez, darle la forma deseada.  Si necesita guardar la masa por algún tiempo, hacerlo preferentemente en la heladera.
Precauciones: Los implementos que se utilicen deben estar bien fríos. Tocar lo menos posible la masa con las manos y tratarla con suavidad. Cocinar siempre en horno caliente (200 – 240º C). La chapa o los moldes donde se hornea el hojaldre, no se enmantecan; se humedecen con agua fría.

Aderezar las salchichas con mostaza (optativo). Envolver las salchichas con la masa, pintar con la yema de un huevo y llevar al horno (precalentado) por 12/15 minutos. 
¿No festejás Halloween?  
¿No hay niños en la familia?  
No hay excusas.  Con esta receta serás protagonista en una reunión informal con amigos, para llevar de picnic (acá, acá y acá), almuerzo para un día en la playa, un snack para la oficina. 
Son riquísimos recién sacados del horno pero también se dejan comer fríos y pueden guardarse en el freezer.  Rollos, triángulos, momias, con salchicha, pollo, vegetarianos, esta masa admite cualquier  forma y relleno que puedas imaginar.
Cuando sé que mi tía llevará sus "sausage rolls" a una reunión, siempre llevo un tupper para "ayudar" con los sobrantes cuando levantamos campamento.

¡Manos a la masa!
 
Fuentes:
http://www.independent.co.uk/multimedia/archive/00164/000004745692_164574t.jpg
http://www.truedeli.co.uk/image/cache/data/sausage%20rolls2DSC_0277_2-450x300.jpg
http://img4.myrecipes.com/i/recipes/ay/07/sausage-rolls-ay-1875856-l.jpg
http://aww.ninemsn.com.au/img/fresh/week22/sausagerolls.jpg
http://cdn.taste.com.au/images/recipes/sfi/2007/03/16597.jpg
http://www.culinary.net/RecipeFileHandler.ashx?id=4570&fieldId=3&datacol=DESCRIPTION_IMAGE

miércoles, 26 de octubre de 2011

Manualidades fantasmales para hacer con los chicos

1 Comentarios
En el mismo espíritu del post anterior, (click acá, si te lo perdiste) seguimos compartiendo manualidades fantasmales para hacer con los chicos.

La consigna es divertirnos juntos, incentivar su lado creativo, reciclando objetos de uso diario y sin gastar muchos pesos.

Los invitamos y los fantasmas hicieron acto de presencia.


Para hacer los fantasmitas necesitaremos:

Una botella de gaseosa o detergente o ...
Un par de palitos de helado o para brochettes o revolvedores de café (en este caso, de una de esas casas donde para servirte el café necesitan saber tu nombre, te tutean y luego, cuando te lo cobran no te hacen precio de amigo)
Una pelota de telgopol o la bocha del jabón de lavar la ropa
Gasa
Almidón
Plasticola
Cinta adhesiva 

Accesorios a elección: 
Marcador indeleble, pincel y témperas, plasticola de color
Sombreros, bufandas, ojos, cadenas, etc.

En primer lugar, armamos el esqueleto.  Sobre un costado de la botella, acomoden los palitos de madera, a modo de brazos.  Una vez que encuentren la posición que les gusta, sujeten los palitos con cinta adhesiva.

Coloquen la cabeza (pelota de telgopol), sujetándola con cinta adhesiva.  La bocha del jabón de lavar le da a la cabeza una forma medio aplanada (como si hubiera sido aplastado por ¿un piano? en su vida anterior) lo que es muy conveniente para calzarle un sombrero.

Les sugiero que lo armen sobre una bandeja, tabla de lavar, o en un lugar fuera del paso ... porque habrá que dejarlo en reposo por algunas horas.  

Cubran el esqueleto con el paño de gasa.  Me costó bastante conseguir paños suficientemente grandes en las farmacias de la zona.  Utilicé paños de 30 x 30.  La que compré para la prueba decía que eran dos paños de 30 x 30.  Cuando abrí el paquete, me encontré con un paño de 30 x 60 y ¡me alegró el día!.  Ese tamaño me permitía hacer un fantasma de un tamaño respetable, con buenos pliegues y con margen para que la "túnica" arrastrara lo suficiente como para tener una buena base que lo mantuviera parado por sus propios medios.

La sorpresa desilusión fue cuando los chicos desplegaron sus paños ... ¡medían 30 x 30! con lo que no eran suficientemente largos para colgar generosamente de ambos lados.  

¡Aguja, hilo! y a zurcir para unir los dos paños.  Los fantasmitas ahora "lucirían" una cicatriz.  ¿Sería una lesión de guerra?  ¿Un accidente feroz?  ¿Habrá sido la espada de algún pirata? ... vaya uno a saber.

 








El drapeado y los pliegues tienen que ser lo suficientemente explícitos como para que "intuyamos" los brazos debajo de la túnica y tiene que arrastrar un poco.

Hay que rociarlo bien, por todos lados y todos los ángulos con almidón y dejarlo en reposo hasta que esté seco.

Mi experiencia: ... no debo saber usar el almidón, ... no encontré el almidón correcto, ... soy de la generación que no almidona, ... no sé.

No hubo caso.  Cuando se secó, no había adquirido la rigidez necesaria para "desmoldarlo".  Reintenté un par de veces.  (Me felicité por haber hecho uno de prueba varios días antes de que vinieran los chicos).

Cuando ya me había dado por vencida,  cuando las evidencias de que había estado almidonando se veían por todos los rincones del lavadero, cuando ya estaba buscando otras ideas ... apareció ¡mi "superman"!

"Dejame probar a mí"... se dió media vuelta y se fue.

Volvió con otro rociador y un tarro de plasticola.  Diluyó plasticola con un poco de agua ... a ojo ... y roció mi fantasmita.

¡Santas Pascuas! ... como diría una amiga.  

Ya sea porque el fantasmita intuyó que ya no podía seguir jugando con nosotros, porque la resaca de almidón y plasticola aplastó su resistencia o porque la plasticola era la dosis indicada para estos síntomas ... la cosa es que, finalmente, el fantasmita adquirió entidad.

Retiré el esqueleto, desprendiendo la gasa, con cuidado.  ¡Voilà!, Monsieur Le Phantôme.

 



Los chicos repitieron estos pasos (sin el fiasco del almidón) para hacer los suyos, pintaron los ojos, boca, etc. con marcador indeleble y lo decoraron con sombreritos que, luego de un par de pases de magia tijera y pincel, sacamos de una caja de huevos.








Lo mejor: la pelota de telgopol, la botella, los palitos (con lo que cuesta el café, les aseguro que tendrán varias vidas más ... mi "superman" los ha utilizado para hacer un par de posafuentes utilizando la técnica del entrecruzado) pueden reutilizarse para hacer otra banda de fantasmas, en otras actividades o para crear los adornos para navidad.

 
 

Acompañada por este aquelarre de fantasmas (¿aquelarre es sólo para denominar un grupo de brujas?  ¿o también podremos usarlo para los fantasmas?), me despido y les recuerdo que en el próximo capítulo cocinaremos "momias" ... después de todo, a los chicos y los fantasmas también hay que alimentarlos.

martes, 25 de octubre de 2011

Noche de Brujas

6 Comentarios
Existe la posibilidad de que este post erice algunas susceptibilidades.  Soy conciente que, para muchos, el festejo de Halloween en estas latitudes no está bien visto.  Lo consideran una festividad importada sólo con fines comerciales. 

En mi caso, ésta y otras celebraciones son una ocasión para organizar una actividad y pasar tiempo con mis sobrinos.

Usualmente, vienen a pasar la tarde, se quedan a dormir y vuelven a sus casas después del almuerzo.  Es una oportunidad, para cocinar juntos, hacer manualidades, leer cuentos e interactuar sin padres en el horizonte (y los respectivos padres tienen un día para hacer planes sin los chicos).

¿Cuántos chicos conocen a los que no les guste disfrazarse?

¿A qué chico no le gusta "asustar" a sus pares?

¿Qué chico no disfruta un pijama party junto a sus primos y/o amigos?

 



¿Quién no disfrutó con los cuentos de hadas, princesas, príncipes, reinos encantados, brujas, ogros,  dragones, monstruos, criaturas fantásticas, y aventuras en parajes exóticos?  

Para nosotros, esto es Halloween ... un día con nuestros sobrinos, un día de juegos, manualidades y recetas aptas para preparar con su ayuda.

De paso, les dejo otra idea para reciclar los rollos del papel higiénico.  (Ver más acá y acá).

Para ellos, es un día distinto en casa de los tíos, con la expectativa del ¿qué habrán preparado para hoy?, un baño de inmersión con burbujas y licencia para chapotear un rato extra en la bañera, un menú divertido e interactivo, y si sobra algo de tiempo, desafiar al tío en alguno de los juegos de la compu o la XBox (hacemos lo posible para que el tiempo de compu sea mínimo).

Generalmente, lo organizamos como un gran evento, donde ellos serán los protagonistas.

Les enviamos las invitaciones por mail, con un diseño acorde a lo que les espera, con el día y horario en el que los esperamos y una lista de las cosas que deben traer en la mochila (pijama, cepillo de dientes, muda de ropa, etc.).  Siempre traen algo extra: muñeco con el que duermen o el juguete nuevo que quieren compartir con sus primos.


El otro día, uno de ellos (9 años) me contaba, entusiasmado que iría a dormir a lo de un compañero de su grado, con motivo de Halloween.  "Sabés tía", me dijo "le dije que  voy a preparar las "momias" como las que hicimos en tu casa el año pasado."  

Le pregunté si sabía qué ingredientes necesitaba y enumeró la lista con lujo de detalles y sin olvidarse ninguno.

Les prometo el post con las "momias" para el fin de esta semana.

Ahora veamos qué crearon los chicos en un Halloween anterior.

Conseguimos unos zapallos de tamaño mediano, le cortamos la parte superior, en forma de tapa.

Antes de que los chicos pusieran mano a la obra, y esto lo recomiendo enfáticamente, enrollé la alfombra, la saqué de circulación y protegí el piso con cartón corrugado.

Herramientas: un zapallo y una cuchara para cada uno, un recipiente donde colocar las semillas, plasticola de colores.

Los chicos quitaron las semillas y otros del interior de las calabazas (días después, y a pesar de la protección del piso, mantel, etc., encontré semillas en rincones insólitos de la casa).  Luego, algunos dibujaron en un papel la cara que querían para la calabaza, otros la dibujaron sobre el mismo zapallo con la plasticola.
Momento para la entrada en escena de un adulto responsable y hábil con el cuchillo, sierra, cutter u otro instrumento afilado (¡No soy yo!), para que haga el troquelado sobre la calabaza, siguiendo el dibujo en plasticola o transfiriendo el modelo dibujado en papel.








¡Listo! ... ahora hay que esperar a que se haga de noche.  


Colocamos una vela en cada una de las calabazas, y las usaron como lámparas cuando se fueron a dormir.

(Cuando prendan las velas, ¡Sin las tapas, por favor! ... Esta no es una fiesta para los bomberos).



¿Asustados? ... un poco.  

¿Divertidos?  ¡Muchísimo! 

... hay que escucharlos cuando hablan entre ellos, cuando deberían estar durmiendo y creen que ya nadie los escucha.


Al día siguiente, cada uno se llevó su calabaza ... y un par de semanas más tarde, se quejaban amargamente porque la madre (que no entiende nada ;-} ... pero que ya no soportaba el aroma) las había tirado a la basura.




No se pierdan los próximos posts de esta semana, donde encontrarán más material para Halloween, la receta de las momias y un "antes y después" en un PH (que no es un rollo) enviado por una lectora del blog para "Tu Espacio Hogareño".

Fuentes:
http://www.potterybarnkids.com/shop/halloween/ 


sábado, 15 de octubre de 2011

Una vuelta más

7 Comentarios
Es uno de los objetos utilizado sin distinción de ubicación geógrafica,  clima, país, provincia, ya sea zona urbana, suburbios, ciudad.  En pueblos, poblados, caseríos, campings.  En la oficina, club, restaurant, escuela.  En todos los hogares, cualquiera sea su superficie cubierta, cantidad de ambientes, número de ocupantes, estado civil, hay uno siempre al servicio de nuestras necesidades. 

No le damos la importancia que se merece.  Sin él, careceríamos de estructura.  Sin él, tendríamos una pila desordenada de papel.  Sin él, deberíamos repensar el diseño de nuestros baños.  

¿Ya adivinaron de qué se trata?  

Me estoy refiriendo al rollo de cartón alrededor del cual giran algunas de nuestras rutinas imprescindibles e inevitables.   

¡Si!  El rollo del papel higiénico.  Después de todo, nuestro ph es un rollo.

Me parece que no le damos la importancia que se merece.  Pasa sus días a nuestro lado desapercibido e ignorado, para luego, de un segundo al siguiente, ser descartado y exiliado al basural.



¿Le damos una segunda oportunidad?  ¿Podremos prolongarle la vida o ayudarlo a reencarnarse en una nueva vida más llamativa?

No perdamos de vista tampoco al resto de la familia: a su hermano mayor: el rollo de papel cocina y a sus primos, residentes bajo el papel film, papel aluminio o papel manteca.

 





Algunas sugerencias: 

Muchas de estas propuestas son ideales para hacer junto con los chicos.  Con ayuda de una tijera (un cutter o un cuchillo filoso operado por un adulto), pinceles, témperas, pinturas, o plasticola de colores, y algunos accesorios, podrán dar rienda suelta a su creatividad y entrenerse una tarde lluviosa.


Estos rollitos (más atractivos que los que nos perturban cuando nos paramos frente al espejo) se visten de fiesta:

Como decoración para un cumpleaños infantil.  

Para aportar color y calidez a un rincón del hogar, sin incurrir en mucho gasto. 

Centro de mesa, flores para el alfeizar de la ventana de la cocina, un toque de color en un ambiente que no recibe mucho sol.

Para ver el Paso a Paso, click acá.

Con el agregado de un par de accesorios, se visten de gala para Navidad.

Adornos colgantes para el arbolito, coro de villancicos, papa noel, ángeles ... 

 









¿Todavía guardás ese par de medias agujereadas o esa media que perdió a su par en uno de los viajes a la lavandería?  

Cortala a la medida y convertila en el gorro de uno de estos cantantes.

¿Alojarías por estas fiestas a estos muñecos de nieve y papá noel?  Yo sí.




Pañolenci, goma eva, pompón, un par de ojos es todo lo que hace falta.

Podés armar árboles navideños sin castigar a ningún especimen vegetal.  Sin despoblar bosques, sin generar más residuos.

Las posibilidades son ilimitadas.  


Como pueden ver en las fotos, algunos modelos son de cartón pintado, otros están forrados con papel crepe, cartulina u hojas con diseños vintage y acordes a la estación.








Recuerden que estos rollos también son el esqueleto de otra divertida tradición navideña: los "crackers" (click acá para detalles e instrucciones).   

Posts relacionados: 


Inspiracion para Navidad (serie 2010): acá, acá, acá, acá, acá, acá, acáacá, acá, acá.


Cerramos el post con un par de roscas.  Estas flores también  se podrían utilizar como móviles colgantes o como moños sobre el envoltorio de un regalo.

Hablemos con propiedad, llamemos a las cosas por su nombre.  Estos y otros rollos, las abreviaturas, los localismos, los acrónimos, siempre se prestan a confusión, evitemos ser malinterpretados.  ... si no me creen, no se pierdan este relato.
 


Fuentes:
http://2.bp.blogspot.com/_b9b8lDJ6tEc/TE4mapY_KzI/AAAAAAAABds/-UibavbJ5tc/s1600/awreath.jpg
http://3.bp.blogspot.com/_MgudKstjRyU/TLnDgqRpEVI/AAAAAAAAA60/Jw8Rvo18H6Y/s400/awreath7.jpg
http://www.jugarycolorear.com/2010/11/manualidades-navidad-con-tubos-de-papel.html
http://img4.realsimple.com/images/home-organizing/new-uses/0604/0604-cord-roll_300.jpg
http://www.makingfriends.com/images/countdown_wreath1.gif
http://www.redonline.co.uk/living/easy-to-steal-ideas/christmas?img=4
http://abigailmooney.squarespace.com/storage/adv8.JPG?__SQUARESPACE_CACHEVERSION=1289507098948
http://lh5.ggpht.com/_QjyclTjl0TQ/SxSg5QozsxI/AAAAAAAAPE4/lUfd6FvuysM/s1600/Dibujo+tt1%5B3%5D.jpg
http://images.meredith.com/bhg/images/2009/12/ss_100942613.jpg
http://farm6.static.flickr.com/5085/5235080303_5af9e53819_z.jpg
http://www.craftstylish.com/assets/uploads/posts/56957/TP_Star_tree2_small_lg.jpg



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...