-->

Búsqueda Google

Custom Search

sábado, 18 de diciembre de 2010

Ideas para envolver regalos de navidad



Ya tenemos todos los elementos necesarios al alcance de la mano, estamos organizados y listos para empezar con el "Operativo Regalos".  ¡Manos a la obra!

Elegantes y distinguidos:  
Hace poco ví en Falabella estos rollos de cinta ancha, con bastante cuerpo, en varios colores y estampados (negro, plateado, dorado, colorado, escocés en tonos verdes, dorados y rojos, verdes, etc.).  Me parecieron ideales para envolver algunos regalos o hacer grandes moños. 

 

Las bolsas de papel madera son un aliado genial y muy accesible para envolver los regalos, especialmente aquellos con formas raras o incómodas.  Sumándoles accesorios que solemos tener en casa lucen espectaculares.  Siempre tenemos uno o dos botones sueltos, una ramita o un par de hojas del jardín/balcón, lazos y cintas sueltas que, de a una o combinadas, podemos convertir en moños preciosos.  En estos casos, también han utilizado apliques con recortes de otros papeles coloridos (¿por qué no alguna tarjeta de navidad del año pasado?)


Bolsas coloridas con dos o tres hojas de papel barrilete en colores al tono, un poco abolladas y dispuestas conteniendo los regalos o por encima de ellos.

Cajas, frascos y latas: son útiles para bombones, galletitas, tortas caseras, jabones, lápices o pinceles, etc.

 

  
 
Otro clásico un tanto olvidado: el celofán.  En un pequeño balde o maceta, el celofán envuelve unas piedritas o sustrato vegetal y un bulbo que es una promesa de crecimiento y colorido.  Si regalan plantas (¡a mí me encanta recibirlas! ... mucho más que un ramo de flores), el celofán es la mejor elección.  También sirve para envolver galletitas, tortas, budines.

Los baldes en distintos tamaños o un set de tres macetitas con su bandeja se consiguen en Moderno Bazar


Hablando de comestibles, pensemos en las cocineras o cocineros de la familia.  Un libro de recetas de cocina podemos envolverlo en un lindo repasador; ¿no es mejor que la budinera contenga un budín o un pan casero ?  Y acá vemos, otra vez, los botones, el celofán (se puede reemplazar por papel manteca o papel encerado de cocina) y los retazos de papel o cartulinas coloridas. 
En el próximo post publicaré la receta para el budín.

Un delantal puede envolver un cuaderno para recetas, agenda o anotador, y otros implementos de cocina, convirtiendo el envoltorio en parte misma del regalo.  Lo mismo con la canasta (yo sería de las que dice, "... si la canasta no te gusta, me la llevo de vuelta vacía").

Sólo moños:

Ideas geniales con papel blanco o papel madera.  El detalle está en los accesorios y la creatividad puesta al servicio de los moños.

 

Telas, manteles, servilletas, repasadores: 

Técnica Furoshiki
Instructivo
Me llamó mucho la atención este próximo ejemplo.  Aunque el texto no es apropiado para la ocasión (excepto que, como yo, conozcan alguien que cumple años en Navidad), es fácilmente adaptable a cualquier evento que implique un regalo.

Instructivo
¿Alguien se anima con papel de diario? 
Para hacer el moño, cortar varias tiras de papel de diario en distintos anchos, algunas de unos 15 cm, otras un poco menos.  Doblar al medio, a lo largo.  Hacer cortes sobre el lado plegado, todo a lo largo, hasta un cm del otro borde (ver figura).  Enrollar la tiras, sujetar con cinta adhesiva, por la parte abierta, y desplegar los "pétalos".  Repetir varias veces.  Juntar las distintas "flores" con las más pequeñas del lado exterior sujetando con cinta adhesiva.  Uds. conocen el diario que leen, y decidirán si, para proteger las manos de la tinta, hace falta usar guantes para encarar esta tarea.
Demás está decir que esta técnica se puede utilizar con cualquier tipo de papel o tela con suficiente entidad como para mantener la forma.

Manualidades con los chicos: papel en blanco, témpera o pintura lavable, un par de manitos dispuestas a ensuciarse.  Recortes de tarjetas de navidad o esos papeles que rescatamos el año pasado.


Mariposas de cartulina, moñitos, ¡incluso pompones!

   

Este no me decido si utilizarlo para un regalo o tener varios preparados para cuando llega el momento de repartir la comida que sobró: un "doggy bag" disfrazado, de ocasión, en reno. ¿Será un reindeer bag?.  Para estos momentos, siempre es bueno contar también con algunas bandejitas descartables, con tapa, y acordarse de devolver todos los recipientes, si los invitados también cocinaron para la ocasión.

Publicar un comentario en la entrada
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...