-->

Búsqueda Google

Custom Search

viernes, 25 de noviembre de 2011

Conservadoras eran antes

10 Comentarios
Hace un tiempo, recibí un mail de Jimena con mimos para el ego de mi blog y caricias para mi alma.  
 
Allí también compartió conmigo la alegría de haber encontrado la casa soñada, las fotos del antes y después y la transformación de un mueble de cocina.

Después de ver las fotos y el gran trabajo que han hecho en la casa, le propuse compartir con ustedes en "Tu Espacio Hogareño" los "antes y después" del mueble, en primer término, y de su casa, más adelante. 


Me debato qué título ponerle a este post: 

¿"Otra mirada de las cosas"?  

¿"Antes y después de una conservadora"?  

¿"No le huyas al insomnio ... es una incubadora de ideas"?


Sin más preámbulos, aquí va la primer parte. 

Jimena dixit:

Te cuento que, hace un año, compramos un PH.

Lo soñé durante 3 años, hasta que lo encontramos, tal cual lo queríamos: con entrada independiente, en un primer piso, patio, terraza, y garage! {escribe garage! con signo de ! ... leyó mis entradas anteriores  -acá- y sabe que muero de envidia}. 

Lo mejor es que la "casa" es de 1923 y estaba en su estado original, con los pisos de pinotea y calcáreos sólo rezando por un buen pulido. 

En la casa, los herederos-vendedores, dejaron varias cosas de las que no nos quisimos desprender.

A modo de ejemplo, te mando la foto de lo que supo ser una heladera de hielo, antes de que hubiera electricidad. 

Nosotros estábamos en busca de un vanitory que nos gustara y que fuera barato, y en una de las taaaantas noches de insomnio que significó la obra apareció la idea en mi cabeza, y mi baño cobró una personalidad única.


¿Qué me cuentan?

¿Qué les parece la transformación?

Esperen a ver lo que Jimena y familia han logrado con el resto de la casa.  ¡Increíble!  ... continuará.

 


miércoles, 23 de noviembre de 2011

Adornos para navidad II

4 Comentarios

Esta semana leí dos frases que, en gran medida, expresan lo que intento trasmitir acerca de las fiestas. 


"No existe la Navidad ideal, 
solo la Navidad que usted decida crear 
como reflejo de sus valores, 
deseos, afectos y tradiciones." 
Bill McKibben


"El recuerdo, como una vela, 
brilla más en Navidad." 
Charles Dickens
 












Los adornos navideños que propongo hoy son fáciles de hacer, con materiales disponibles y/o reciclados de temporadas anteriores. 

 

En esta oportunidad, reciclaremos tarjetas de navidad.

Materiales:
Tarjetas de navidad o cartulina
Tijera
Punzón, agujereadora o sacabocados
Dos broches de dos puntas.

Se consiguen en librerías.  Hoy no es usual verlos, los únicos familiarizados con ellos son los abogados, juzgados.  Recurrí al cajón de las antigüedades, en lo de mi mamá.
Cortar las tarjetas de navidad (o cartulina) en tiras de 1 cm de ancho.  

Los que ven acá están hecho con tiras de 1 cm de ancho x 13 y 15 cm de largo.  

Hacen falta 25 ó 30 tiras para cada globito, dependiendo del espaciado que le quieran dar.

Agujerear las tiras en los dos extremos.  

Intenté hacerlo con una agujereadora pero me resultó complicado ajustarla para que todos quedaran más o menos centrados y a la misma altura.  Tenía en casa, en préstamo, un sacabocados que traje para achicar mis cinturones (sí!! ... he bajado de peso).  Me resultó sumamente útil para hacer los agujeritos porque es más fácil ver dónde perforar y también me permitió graduar el tamaño de la perforación.

Unir todas las tiras con un broche de dos puntas en cada extremo, respetando el sentido del estampado de las tarjetas.



Tomar de los extremos, con el pulgar y el índice para darle forma de arco curvo.  

Ahora, desplazar las tiras hasta formar el globo.  

¡Listo!  Sólo falta un moño, tanza o hilo para colgarlo del arbolito o una guirnalda. 



Paso a paso:

 
 
 




Este post participa en la fiesta navideña




Fuentes:
http://images.meredith.com/bhg/images/09/550_CNW217672.jpg
http://images.meredith.com/bhg/images/2008/06/p_101183917.jpg 










sábado, 19 de noviembre de 2011

Adornos para navidad

4 Comentarios
Les propongo incorporar adornos artesanales, hechos en casa, en la decoración navideña. 

Es una excelente manera de recuperar algo del espíritu navideño, de hacer que estas fiestas se sientan más hogareñas, más cercanas al corazón.  

Es una ocasión para que toda la familia se involucre, participe, diseñe, cree y cada uno aporte su granito de arena.  







El sentido de pertenencia, el sentido de comunidad y comunión, el calor de la familia, se fortalecerán a través de estas actividades compartidas.

Gran parte del encanto de las fiestas es el ritual que cada familia hace propio, las tradiciones familiares, son las memorias compartidas a través de los años, las anédotas que el tío repite todas las navidades, incluso las discusiones para tratar de ver dónde nos reunimos.

Los adornos que elegí para esta serie se pueden crear con materiales al alcance de la mano, son fáciles de hacer, son geniales para que los chicos experimenten y creen sus propias memorias y tradiciones navideñas.

Cartulina de color
Tijera
Abrochadora
Hilo, cinta o tanza

Yo reciclé la contratapa de un calendario, con un color en el frente y otro en el reverso.

Cortar:
2 tiras de 30 cm x 3 cm
2 tiras de 25 cm x 3 cm
1 tira de 22 cm x 3 cm

Alinear las 5 tiras sobre uno de sus extremos, distribuyendo 1 tira de 30, 1 tira de 25, 1 tira de 22, 1 tira de 25 y 1 tira de 30 cm.

Con la abrochadora, unir las cinco tiras, en el extremo alineado.

Ahora, alinear los extremos desparejos, y abrochar.

Perforar uno de los extremos con una agujereadora, punzón o aguja y pasar un hilo o cinta para colgar.

Esta es la versión básica.  Las medidas son orientativas.  Prueben, cambien, sugieran nuevas formas, otros tamaños, otros usos.

Con la misma técnica, podés agregar más tiras, escalonando el largo, para hacerlas más vistosas. 

 

Para darle forma de corazón: cortar dos tiras de 30 cm de largo y dos tiras de 24 cm de largo.  Acomodar 1 tira de 30, 2 tiras de 24 y 1 tira de 30, alinear en un extremo y abrochar.  Doblar las tiras en el otro extremo, hacia en interior, de manera que queden dos corazones uno dentro del otro, alinear los extremos de las tiras y abrochar.



Instructivo para hacer el Copo de Nieve: acá.

Encontrarás más ideas para Navidad: acá, acá, acá, acá, acá, acá, acá.


"La Otra Mirada Navideña de las Cosas": acá.







Fuentes:
http://images.meredith.com/bhg/images/2010/05/p_101152022.jpg
http://images.meredith.com/bhg/images/2007/08/ss_100876514.jpg
http://familyfun.go.com/assets/cms/crafts/paper-drops-christmas-craft-photo-420-FF1200ORNAMA02.jpg
http://familyfun.go.com/crafts/paper-drops-664201/

miércoles, 9 de noviembre de 2011

¡Andá a bañarte!

6 Comentarios
Me animo a decir que una de las habitaciones de la casa que más ha evolucionado en los últimos 150 años ha sido el baño.  

De ser inexistente en el interior de la casa  pasó a ser casi una habitación estrella.

Pasó de ser una construcción embarazosa en el patio a ocupar un lugar primordial en el centro del hogar, en los casos más extremos.

Dejó de ser un pozo en una zona alejada del fondo a ser parte integral del dormitorio principal.  

De sapo baño de otro pozo a baño en suite.

De la taza de noche a inodoro y bidet.  Del grito preventivo "¡agua va!" a sistemas de cloacas, agua corriente, agua caliente.

Hoy por hoy, damos por sentadas la mayoría de las comodidades y servicios que nos presta esta habitación.  

Sin embargo, no hace tanto tiempo, las condiciones eran otras.  Para muestra, basta prestar atención cuando miramos películas de época, de principios de siglo XX y hasta la década del 40 ó 50.


 




Me voy un poco de tema ... viene al caso de las épocas, la historia, los cambios y nuestra percepción de ellos según nuestro lugar en el tiempo y el espacio.  

"Las Cenizas de Angela" es un libro que recomiendo a quien no lo haya leído.  Un niño irlandés relata su infancia en las ciudades de Nueva York, EEUU y Limerick, Irlanda. 

Transcurre entre 1931 y 1940, describe la crudeza de las condiciones de vida en esas ciudades.  Advertencia: no es una novela rosa, no es una historia romántica.  La mirada de un niño pobrísimo, la supervivencia del más sano, el hambre, la influencia de la iglesia, los curas y los fanáticos, la influencia del alcohol, el desempleo ... ¿cómo se vivía en estas ciudades en esa época?

Una de las cosas que más me llamaron la atención al leer el libro fue la inevitable comparación entre las casas de ese relato con los hogares contemporáneos argentinas.  

Las casas en las que vivían mis bisabuelos en Jacinto Arauz o Chascomús o Colonia Valdense, Uruguay (según el caso) y/o mis abuelos eran mil veces más cómodas que aquellas.

Mis padres nacieron en 1936 (apenas menores que el protagonista y autor del libro).

Analizando la higiene, la limpieza, la alimentación pareciera que vivían en siglos distintos cuando, en realidad, sólo eran continentes distintos.

Los que tengan la posibilidad de leer este libro en su idioma original, no lo piensen dos veces: disfrutarán de las sutilezas del idioma, el sentido del humor para hacer frente a situaciones extremas.

Perdón por la disgresión.  Volvamos al tema.  

La ducha, la bañera son indiscutibles en los baños contemporáneos.  

La discusión suele darse al momento de tener que elegir entre una y otra, en términos de comodidad, valor de reventa, usos y costumbres, edad de los ocupantes del hogar.

La bañera es práctica para una familia con niños ... aún cuando no es demasiado segura y los chicos pasen más tiempo jugando que aseándose.

El box de ducha es una opción válida para sumar a un baño con bañera (si contamos con el espacio suficiente).  

Soy una fanática de los baños de inmersión.

Sin embargo, admito que, casi nunca dispongo de tiempo suficiente para ese ritual: preparar la bañera, llenarla, espuma, sales, velas ... ¡disfrutar!

Ya lo he comentado, son mis sobrinos los que se hacen una fiesta en la bañera cada vez que se quedan a dormir. ¡Es el charco perfecto para sus barcos y batallas navales!

99% de las veces utilizamos ducha en la bañera. 











¿No estamos llegando a una edad en la que nos resultará más cómodo entrar y salir de un box de ducha que entrar a la bañera?

¿Más seguro?

Si tuvieras espacio suficiente, ¿tendrías ambas?

Si tuvieras que optar entre una u otra, ¿eligirías la bañera o un box de ducha? 

 
 
 

Clickea en los links para encontrar más ideas e inspiración para decorar el baño: accesorios, toilettes, puertas corredizas, baños compartimentados, baños pequeños y ¡qué rollo!


  








Fuentes:
http://images.meredith.com/bhg/images/2010/03/550_100200015.jpg
http://4.bp.blogspot.com/_-LVmLUWzUa8/THIMPvzBHYI/AAAAAAAACcU/emZxAaM8iQk/s1600/Ba%C3%B1o-Bathroom-Ducha-Shower-MiCasa.jpg
http://img4.southernliving.com/i/2009/01/imagine-possibilities/bathroom-l.jpg?400:400
http://img.hgtv.com/HGTV/2010/08/31/DP_Berliner-tile-contemporary-shower_s3x4_lg.jpg
http://img.hgtv.com/HGTV/2010/08/31/DP_Berliner-yellow-contemporary-bathroom_s4x3_lg.jpg
http://img.hgtv.com/HGTV/2010/11/22/DP_Friedmann-contemporary-rustic-neutral-bathroom_s3x4_lg.jpg
http://img.hgtv.com/HGTV/2010/12/01/DP_Inman-granite-bathtub_s3x4_lg.jpg
http://hgtv.sndimg.com/HGTV/2010/06/21/DP_SPI-tile-mosaic-bathroom_s3x4_lg.jpg
http://hgtv.sndimg.com/HGTV/2006/08/25/grubb_esquirebath_lg.jpg
http://images.meredith.com/kbi/images/2009/08/p_101165624.jpg
http://www.skonahem.com/Global/Skonahem/Skhnr11/37kvm/skh1137badrum.jpg
http://0.tqn.com/d/homerenovations/1/5/G/A/-/-/Small-Bathroom-Ideas---Kohler-Frameless-Shower.JPGhttp://images.meredith.com/bhg/images/2009/12/ss_100675655.jpg
http://images.meredith.com/bhg/images/2009/11/ss_100463834.jpg
http://images.meredith.com/kbi/images/2010/01/ss_101273875.jpg
http://images.meredith.com/bhg/images/2009/06/ss_101273959.jpg
http://images.meredith.com/bhg/images/2009/11/ss_BHG157548.jpg
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...