-->

Búsqueda Google

Custom Search

martes, 1 de febrero de 2011

Baños pequeños - Toilettes de bolsillo


El diseño y la decoración del toilette de recepción o baño para las visitas suele ser un desafío.  Usualmente, son espacios reducidos, están escondidos bajo una escalera, o han sido agregados, con posterioridad a la construcción de la vivienda, en un espacio ganado, por medio del ingenio y la creatividad, a otro ambiente.

Es importante elegir bien el tamaño, la forma y la distribución de los artefactos.  Una pequeña bacha con pie de columna, acompañada por una repisa alta y angosta aportan funcionalidad ocupando una superficie mínima de espacio.  Esas formas llevan a nuestra vista a enfocarse en la altura más que en el espacio real del pequeño baño.  El espejo sobredimensionado en altura y flanqueado por apliques con pantallas blancas genera la percepción de mayor espacio, refleja la luz y le da vida a un color de pintura que la mayoría de nosotros no hubiera elegido para un ambiente tan pequeño.  La puerta corrediza es el broche de oro para este elegante toilette.

El espacio bajo las escaleras es otro clásico para los toilettes por un par de razones: 

a) Locación:  Las escaleras suelen estar cerca o en el mismo hall de entrada a la casa.
b) Diseño: El diseño de la mayoría de las escaleras, con un primer tramo de escalones largo y alto, genera el espacio perfecto para ubicar un cuarto de baño para visitas o de enseres.

Colores, revestimiento, continuidad del mismo piso de la habitación contigua, tamaño de los artefactos, uso de artefactos flotantes, son algunos de los elementos a tener en cuenta al momento de diseñar estos espacios.

  

En estos ejemplos, predominan las rayas.  Uno es parte de un loft donde eligieron mantener las cañerías a la vista, al tiempo que diseñaron un toilette de líneas elegantes y tradicionales, en el segundo la atención está inmediatamente centralizada en la elección de objetos poco ortodoxos para utilizar como lavamanos y su correspondiente toallero.

 

La profundidad de estos baños está acentuada por la elección de mesadas largas y angostas con bachas pequeñas y grandes espejos.  En el primer caso, el espejo ocupa toda la pared, con una superposición de una segunda superficie espejada sobre la bacha y apliques de iluminación sobre el espejo.  En el segundo ejemplo, el piso en damero romboidal en blanco y negro, complementado con el revestimiento en mármol negro veteado a media altura, contribuye a la percepción de un espacio profundo.  Las mesadas flotantes o colgantes dejan lugar libre en el piso para un revistero, cesto de residuos.

 

Este es un toilette integrado que ví hace un par de fines de semana, mientras miraba casas.  ¿Integrado?  Sí, sres.  Está ubicado entre la puerta de entrada principal (ubicada detrás de la ventanita fija) y la de servicio (enmarcada por el revestimiento en piedra).  Este toilette compartimentado está  ubicado en el ambiente que es, a la vez, living comedor con cocina integrada.  Detalles a resaltar: la ventana fija hacia el hall de entrada que le aporta luz natural, una puerta plegadiza que ahorra espacio pero ¿brinda privacidad al usuario?, y la mini bacha fuera del habitáculo principal con la grifería de pared (¡qué tentación y festín para niños pequeños!).  ¿Es seguro que la cañería de agua esté tan próxima a las llaves de luz?


En estos casos, el cuarto de baño también incorpora otros servicios: bañera o ducha, espacio para el lavarropas en una superficie mínima.  La elección de un lavarropas de carga frontal permite utilizar su tapa como mesada adicional.  La mampara y el agregado de estantes, ambos de vidrio, agregan funcionalidad, son livianos a la vista y no achican visualmente el espacio como lo harían una cortina o estantes de madera o melamina.

 

 

 

Es uno de mis baños preferidos.  ¿Dónde está ubicado?  Podría ser el final de un pasillo, dentro de un armario o en un espacio robado a otro cuarto.  Aprovechando la profundidad de las paredes (o el espacio dentro de la estructura) se construyeron dos repisas empotradas detrás del inodoro y una cerca del lavatorio.  La puerta de acceso es plegadiza y cuenta con una banderola que permite el ingreso de luz natural.

Robándole algo de lugar a la alacena de la cocina, construyeron un cajón donde empotraron la bacha y las cañerías de desagote (utilizando caños flexibles).  Cuando no está en uso, sólo se ve un frente de madera en la pared y, llegado el momento de lavarse las manos, se abre el cajón y ¡voilà!

No sé si sea muy práctico en el día a día.  Quizás sería más funcional si la grifería no estuviera en la pared y estuviera situada en el mismo cajón de la bacha.  No he conocido canilla que no perdiera aunque sea un par de gotas luego de cerradas.

 

Otro clásico: un baño adicional dentro de un placard (¿quién puede darse el lujo de poder prescindir de un placard?).  ... y podés sostener fuerte el picaporte para que nadie abra la puerta mientras estás reflexionando acerca del sentido de la vida.  ¡No apto para claustrofóbicos!
 

Pequeño no implica aburrido, monocromático ni sutil.  Dos estallidos de color.

  

Otras alternativas para multiplicar la superficie de guardado en un baño pequeño: un estante sobre el marco de la puerta  es el lugar ideal para los canastos con toallas o cajas con los elementos de tocador de uso menos frecuente, cosméticos, el secador de cabello, ruleros, repuestos de shampú, etc. Colocar un barral de cortina doble permite colgar los toallones en paralelo con la cortina de la ducha.

  

Fuentes: 
http://www.delikatissen.com / http://st.houzz.com / http://www.marthastewart.com / http://cn1.kaboodle.com / http://www.mdzol.com/ http://www.hgtv.com / http://www.johnnyjet.com / http://www.southernliving.com / http://www.bhg.com












Publicar un comentario en la entrada
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...