-->

Búsqueda Google

Custom Search

viernes, 24 de febrero de 2012

Ocio y crochet

En mis momentos de ocio, he intentado retomar el crochet. 

Mi abuela (profesora de labores jubilada ... ¿ese título les da una idea de los años que han pasado?) convertía cualquier resto de lana, hilo o retazo de tela en una "labor".  

Cada una de sus nietas conserva el cubrecamas de cuadraditos de crochet que tejió para nosotras cuando éramos chicas.
Tal es así que, periódicamente reviso un par de valijas, que conserva mi madre, cuando necesito una carpetita, un mantel, servilletas paquetas o improvisar una cortina para la ventana del baño.  Allí se esconden montañas de artículos bordados, bordeados con puntilla, tejidos al crochet, puntillas, etc. 

De ella aprendí lo básico de costura, remiendos, los puntos para bordar, bastante crochet.  Ella era sumamente prolija, exigente y no sé si hoy me animaría a mostrarle mis labores por miedo a su mirada reprobatoria.  Años después me arrepiento de no haber prestado más atención. 

Curiosamente, ella casi no tejía a dos agujas ... ese arte lo aprendí de mi madre (quien lo aprendió de su abuela de origen alemán ... con el sistema alemán ... con lo cual, el movimiento de nuestras agujas es al revés de la mayoría de las tejedoras que conozco).

Esto es lo que he tenido entre manos.  No sé cuál será su destino.  Por ahora, sigo agregando rosas y centímetros.  En la revista Burda  (¡1993!) donde lo encontré, es una guarda para engalanar una toalla.









A continuación, están las instrucciones  de la revista Burda para la guarda, el diagrama de puntos, y acá encontrarán una guía con los puntos básicos.




5 comentarios:

Marcela para Colorin Colorado dijo...

Esto si que es talento y arte! Me parece tan difícil, será por éso que valoro tantos las piezas como las que estás haciendo. Felicitaciones!

Meriyisus dijo...

Recuerdo haber tejido para mi hija cuando era chica, una lámpara con cisnes. Tenía el armazón de alambre a gajos que estaba de moda en ese momento. Lo lindo era que de noche, cuando estaba encendida, se llenaban las paredes de cisnes y la movía para q pareciera q se desplazaban por el cuarto. Ya desarmada, debe estar en alguna caja en la baulera.

jimena dijo...

Muero de envidia! primero por tener la habilidad de crear esa belleza, y segundo por haber tenido abuelas que "pasaran sus secretos". Aprendí a tejer pasados los 30, y si bien mi paso por las 2 agujas fue breve, también resultó exitoso. El crochet es un enigma a develar, que quedará, supongo, para cuando sea abuela (mi hijo mayor tiene 6 años... ejem).
Meriyisus, agradecé que no nos conocemos, si no, iría a tu casa a revolver todo hasta encontrar la lámpara de cisnes :))
Iam, sé que estoy en deuda, ya encontraré el momento para cumplir con mi parte.
Un beso,
j

Anónimo dijo...

Como dice el proverbio "lo que es moda no incomoda" . Yo odie con furia toda mi vida esos cuadrados multicolores de lana. Ahora volvieron , y sobretodo en la deco y ya no me estan pareciendo tan feos. Besote.

Mrs Knitaddict dijo...

Que bonito tejes Iam! Por ambas abuelas se te contagio estas manualidades que yo amo tambien.
Este filet de las rosas es una preciosidad! No terminas nunca de sorprenderme.
Besos,
Dolly

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...