-->

Búsqueda Google

Custom Search

sábado, 22 de septiembre de 2012

¡A la mesa!

1 Comentarios
Una de las costumbres de las que nos jactamos y enorgullecemos por estos pagos, es la de ser familieros, de corazones y casas abiertas.  

Nos encanta recibir a la familia y lo que entendemos como familia extendida: nuestros amigos, a veces, vecinos y amigos de los amigos que se encuentren de paso.

Si bien, hoy en día, estas reuniones tienden a ser informales y organizarse sin mayores preavisos ni gran protocolo, ¿a quién no le gusta recibir o ser recibido con una mesa bien puesta?

Cuando el menú es pizza y empanadas, delivery de la rotisería del barrio o del chino más cercano, la "mesa" se arma en tres minutos.

Sólo hay que apilar los platos en un extremo de la mesa, y dejar los  juegos de cubiertos y servilletas a mano para que cada cual tome lo que necesita.  

Y después de un rato de gente yendo y viniendo, las preguntas recurrentes "¿dónde dejé mi vaso", "¿cuál es mi vaso?".

Soluciones simples, divertidas, fáciles de implementar: moños de colores, banditas elásticas de colores y/o distintos grosores, pulseras con hojas de estación o sellos con las iniciales, posavasos "cariñosos" que no sólo individualizan la copa sino que no se desprenden de su base, protegiendo la superficie de los muebles de la inevitable condensación.

  

Cuando el evento es más formal y elegante, identificar el sitio asignado a cada invitado es fácil.  

Se acercan las fiestas, y muchas familias temen el choque de planetas entre "la bruja de tu cuñada" y "el tío  borrachín".

Durante siglos, diplomáticos de todo el mundo han perfeccionado la técnica de mantener separados los personajes conflictivos, en extremos opuestos de la mesa y sentados junto a alguien afín a sus intereses, inmune a sus encantos o conciliador nato.  

Círculos de cartulina o gomaeva con nombre/iniciales sobre el plato de sitio, corchos sosteniendo etiquetas hechas con papeles estampados superpuestos, banderines acompañando los cubiertos o un servilletero personalizado que podrán llevarse de recuerdo.

Colocar etiquetas con el nombre y/o ingredientes de los platos facilita la experiencia para todos.  Ya sea en una mesa buffet, una tabla de quesos o la mesa de los postres.  






Desde siempre en mi familia, los eventos familiares han sido del tipo "traer y compartir" o "a la canasta" y se arma una gran mesa estilo buffet autoservicio.  Allí estarán los platos típicos, los favoritos de siempre (esos que uno se aburre de cocinar pero el resto de la familia pide a gritos año tras año).  

A medida que pasan los años, se agranda la familia, se suman años y novias/os, también evoluciona el menú, aparecen requerimientos de dietas especiales (bajo en sodio, apto para celíacos, alergias a ...).

Las etiquetas son geniales para que la abuela sepa cuál de las dos fuentes de carré tiene sal, o qué tarta está hecha con ingredientes sin TACC.  

De las recetas clásicas y favoritas de siempre pueden imprimir varias copias y dejarlas allí, junto a la fuente, para que los invitados se lleven una copia.

Se pueden reciclar pizarras, porta CD o cassettes como soportes para exhibir los nombres, platos y recetas.

... con suerte, el año próximo ¡no tendré que preparar otra vez el aspic de apio! 


Flores, flores, colores, centro de mesa, velas, esculturas de servilletas, individuales coloridos, personalizados, temáticos, más flores ...


Con poco presupuesto, reciclando lo que tenemos en casa: ajíes/morrones/calabazas, saleros, pimenteros, ¡hay que ser creativos y divertirse!










Son pequeños detalles.

Son los toques personales, de dedicación y cariño.  Detalles decorativos para que la mesa luzca acogedora, alegre, atractiva e invite a congregarse a su alrededor.

Son esos pequeños detalles, gestos de calidez, pases de magia que convierten una mesa en una velada inolvidable.


 
 

Para hacer los posavasos cariñosos: medir el diámetro de la base de la copa, cortar dos círculos iguales  un poco más grandes en pañolenci o gomaeva.  Cortar una X en el centro de uno de los círculos antes de coserlos uno sobre otro.  Utilizar un color distinto para cada invitado.

Para las servilletas:
Mitra: click acá.
Nenúfar: click acá
Rosa: doblar la servilleta al medio y enrollar en diagonal desde el centro del borde con el pliegue.  Ajustar con un servilletero, hojas de papel/seda o un moño a 8 ó 10 cm del borde superior.  Colocar en la copa o sobre el plato.




Fuentes:
http://images.meredith.com/bhg/images/2010/04/550_101277019.jpg 
http://images.meredith.com/bhg/images/2010/04/550_101426117.jpg 
http://images.meredith.com/bhg/images/2010/07/550_101504053.jpg
http://images.meredith.com/sbe/images/2011/08/550_101586949.jpg 
http://images.meredith.com/bhg/images/08/p_100238133.jpg
http://images.meredith.com/bhg/images/2008/05/p_101033628.jpg
http://images.meredith.com/bhg/images/2008/05/p_101033632.jpg
http://images.meredith.com/bhg/images/2011/09/p_101745925.jpg
http://images.meredith.com/bhg/images/09/p_FFC200881.jpg
http://img4.realsimple.com/images/holidays-entertaining/holidays/0612/wooden-quilting_300.jpg
http://www.countryliving.com/cm/countryliving/images/9g/anatomy-of-an-inviting-table-creative-recipe-card-holder-1111-mdn.jpg
http://www.countryliving.com/cm/countryliving/images/BL/anatomy-of-an-inviting-table-champagne-fluke-coasters-1111-mdn.jpg
http://img4.realsimple.com/images/holidays-entertaining/gifts/0612/place-mat_300.jpg
http://img4.realsimple.com/images/holidays-entertaining/holidays/06celebrations/celebration-champagne_300.jpg
http://img4.realsimple.com/images/08family/glass-rubber-bands_300.jpg
http://3.bp.blogspot.com/-c4IBYVNCHhg/TeNTB9SKxII/AAAAAAAAGFk/RZkACB2B2tw/s1600/003_JuliaHoersch.jpg



miércoles, 5 de septiembre de 2012

Muffins de Limón con almíbar

2 Comentarios

Tarde gris, neblina.  

Primeros signos de primavera, días inestables, viento, llovizna.  

Temperaturas agradables que invitan a salir, factores climáticos que nos persuaden a quedarnos adentro, mirando la garúa y disfrutando de un buen té con tostadas, manteca, mermelada y muffins.

¿Qué tal esta receta para mimarnos un poco?



Muffins de Limón

Ingredientes:
2 ó 3 limones medianos
1 1/4 taza de azúcar
125 gramos de manteca, blanda
2 huevos, separados (no divorciados, si no separados: claras por un lado, yemas por el otro)
1 taza harina leudante
2 cucharadas de leche
Crema, opcional para acompañar

Preparación:
Precalentar el horno a 180º C (medio).  

Enmantecar,  o yo prefiero, rociar con aceite vegetal, un molde anti-adherente para muffins.

Cortar 6 rodajas finitas de un limón.  

Colocar en un platito o bol dos cucharadas de azúcar  y pasar por allí, las rodajas de limón, vuelta y vuelta, como si fueran milanesas.  Ubicar las rodajas espolvoreadas en la base de los moldecitos.  

Lo ideal es que las rodajas sean de unos 2 mm y que su diámetro sea igual o menor al fondo del molde. No como las mías que, en esta ocasión, quedaron muy gruesas y más grandes que el molde y, por lo tanto, un poco onduladas.  Para que salgan perfectas, hay que usar una cuchilla bien afilada o una mandolina.

Con la batidora, mezclar la manteca, 1/2 taza de azúcar, 2 cucharaditas de ralladura de limón hasta lograr una consistencia liviana y esponjosa.

Agregar las yemas, de a una, batiendo bien entre una y otra.

Lavar y secar los batidores.  Batir las claras a nieve, hasta que queden esponjosas con picos firmes.  

(Tip: utilizar huevos a temperatura ambiente y agregar una pizca de sal o bicarbonato de sodio al comenzar a batir).

Tamizar la harina y agregar a la preparación de azúcar y manteca.  Añadir 1 cucharada de jugo de limón y las 2 cucharadas de leche.  Mezclar hasta que estén todos los ingredientes combinados.

Con una cuchara, y con suaves movimientos envolventes, ir incorporando las claras batidas a la mezcla anterior. ... queda como un pegote =>

Dividir la mezcla en los moldes, alisando la parte superior.

Hornear por 20 minutos o hasta que estén dorados y al insertar un palillo en el centro éste salga seco.  

Dejar reposar 10 minutos en el molde.  

Desmoldar sobre una rejilla sobre una placa metálica.


Mientas tanto, en una cacerola chica, colocar el azúcar restante y 1/3 taza de jugo de limón, y llevar a fuego medio.  




Cocinar, revolviendo continuamente por 3 ó 4 minutos o hasta que el azúcar se disuelva. Llevar a hervor y reducir el fuego a mínimo.

Hervir por 4 ó 5 minutos hasta que esté espeso y almibarado.





Con una cuchara, echar la mitad del almíbar sobre los muffins.

Dejar enfriar 5 minutos y servir tibios, junto con el resto del almíbar y un poco de crema.



Otras recetas tentadoras para la hora del té:

Torta del Diablo
Volcán de Chocolate
Crocante de Manzana
Lemon Pie
Cuadraditos de Limón
Torta de Zanahoria, Budín de Nuez, Pan de Banana


  
 


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...